sandia

4 RECETAS CON SANDÍA

A continuación, te mostramos cuatro sencillas recetas que puedes hacer con

esta fruta para conseguir que tus postres sean aún más atractivos. Hemos de señalarte también que si eres diabético no es recomendable que los consumas debido a su alto contenido en azúcar.

patron-de-sandia

 

Batido de sandía

Se puede tomar a cualquier hora, o como entrante.

Ingredientes

  • 1/4 de sandía
  • 1 yogur de limón
  • 1 nectarina
  • hojas de menta

Preparación

  • Pelar la nectarina y quitar las pepitas de la sandía
  • batir la nectarina, las hojas de menta y el yogur, después añadir la sandía y mezclarlo todo.

Sandía con menta

Ingredientes

  • 300 ml de zumo de sandía
  • 8 rodajas finas de sandía
  • 150 ml de nata para montar
  • 5 hojas de gelatina o  Agar Agar
  • hojas de menta

Preparación

  • Empieza a montar la nata.
  • Calienta el zumo de sandía un poquito, no mucho.
  • Remoja las hojas de gelatina en agua fría e introdúcelas en el zumocaliente para que se vayan disolviendo.
  • Pica las hojas de menta y mézclalo todo: la nata, el zumo de sandía con gelatina y la menta.
  • Pon el líquido en vasos y deja que se enfríe y cuaje. Para desmoldarlo basta con poner un poco de calor en el vaso para que salgan en perfecto estado. Verás cómo te encantan.

fondo-rosa-de-sandia


Brochetas de sandía con té blanco y melón

Ingredientes


Preparación

  • Preparamos una infusión de té blanco para cuatro personas y lo dejamos enfriar.
  • Cortamos en cuadraditos la sandía y en triángulos el melón. Los introducimos en las brochetas y luego las llevamos al interior de las taza de té frío. ¡Delicioso!

Sopa de sandía con licor de naranja

Ingredientes

  • 600 gr de sandía
  • Medio melón
  • 9 fresas.
  • 5 uvas pasas grandes
  • 1 copa de licor de naranja

Preparación

  • Cortamos a cuadraditos el melón y los rociamos con un poco de licor. Se deja macerar 20 minutos.
  • Prepara las brochetas con 2 fresas, 1 pasa y 1 cuadradito de melón en cada palito.
  • Quita las pepitas de la sandía y córtala para licuarla. Llévalo después una media hora a la nevera para que esté más fresco.

Ya solo queda servir en copas el zumo con las brochetas de melón y fresas. Sencillamente delicioso y saludable.